telefono whatsapp florite
envios gratis a todo mexico
como pagar te
 Venta a negocios

Bitácora del Viaje a China 2017


Día 4:

Después de la gran experiencia en Longjing pensé que había sido el highlight del viaje (aunque sé que Wuyi me espera), sin embargo cada día ha sido mejor.
Día 4: Fuding

Llegué el domingo 16 de Abril a Fuding por la noche super cansado. Debo confesar que antes del viaje no dormí bien por más de 2 o 3 semanas para poder dejar todo listo para el viaje. Con tanta emoción, curiosidad por aprender más y tanto tomar té no he podido descansar... ya que la teína sigue manteniendo mi mente activa, pero mi cuerpo me dice lo contrario. En fin, llegué el domingo por la noche a Fuding con la intención de dormir, pero los fuegos artificiales no me lo permitieron, ya que fue el día de la suerte, y mucha gente se casa o compra casa para empezar una nueva vida. Así que todos estaban felices y contentos festejando :). 
 
El día siguiente, visité una fábrica moderna de té blanco, la cual tiene muy buenos estándares de calidad, pero a la vez el dueño se preocupa por conservar la tradición del buen té. Durante todo el día estuvimos probando tés de la región, de distintas gamas como: Silver needle (imperial), Pai Mu tan (media), Mao Feng, un té verde local,  y otros tés que me brindaron como: lapsang souchong (el cual no es ahumado a diferencia del que manejamos normalmente), perlas de jazmín, kemmun, diversos oolongs y un té blanco increíble con más de 20 años de añejamiento.
 
Fábrica de té

Durante el recorrido de la fábrica me explicaron a detalle el proceso de producción del Pai Mu Tan, el cual se reduce en:
Recolección de 1 brote y 2 hojas, marchitamiento por 46 horas, 52 horas en un cuarto caliente con temperatura de 30 a 40 grados (de manera tradicional depende el tiempo según el clima) y por último 30 min en el horno. Cuando regrese les contaré más sobre el tema, así que a todos los amantes del té blanco: estén atentos! ;)
 
El día se nos pasó súper rápido. Lo importante fue que ya tenemos la nueva selección de nuestro Pai Mu Tan y Silver Needle. Sin duda alguna, será el mejor Pai Mu Tan que hemos tenido, ya que tuve la suerte de encontrarme con un buen lote sumamente floral, el cual pareciese que es un té blanco con jazmín. Este día no nos dio el tiempo suficiente para visitar los campos, así que aproveché y me fui a dormir relativamente temprano (2 a.m.).
 
El siguiente día, comenzó a las 6am, ya que tenía que tomar el tren a Wuyi a las 2:30 pm. Me llevaron a visitar uno de sus campos que está a 1 hora de la ciudad de Fuding. El paísaje es sumamente impresionante, ya que nos alejamos de la ciudad. Los campos están rodeados por bambús silvestres que parecen pinos, y gardenias que huelen increíble. Lo interesante de este plantío es que fue abandonado por los agricultores, porque el té dejó de ser rentable. Ahora que volvieron a darle un buen valor al té blanco, la actividad ecónomica de Fuding es principalmente la producción y comercialización de té. Entonces, las fotos del siguiente plantío son de un campo que se está reacondicionando, el cual se creo en los 50 y se bandonó hace 30 años. Por lo tanto, los árboles tienden a ser silvestres y sin pesticidas, por los años que se tiene. Lo cual cumple con los estándares de calidad Europeos y por supuesto, de Florité. 
 
Campos de té
 
Campos de té
Campos de té

Después de visitar los campos, fuimos al mercado libre de té fresco donde campesinos van a vender sus hojas frescas. En China dicen que donde hay montaña hay té y es cierto. A lo largo de todo el camino, vimos a agriculores recolectando, deshidratando y procesando té de manera tradicional. Es tanto el té, que no se alcanza a procesar todo de manera tradicional así que hay que venderlo a compañías grandes ya que de no recolectarse la hoja fresca, pierde su valor. Así que se recurre a ir al mercado libre donde se compran los lotes de té a un precio estándar según la calidad de la hoja. A continuación unas fotografías:

Selección de té en un mercado libre

En un mercado libre

Hasta pronto amantes del té! 

Leer el día siguiente